Vanguard alta Fly 55t, más que una maleta.


Vanguard Alta Fly 55t.

Con esta entrada en mi blog voy a tratar de exponer mi satisfacción al haber probado la maleta Vanguard Alta Fly 55t, esa que ha puesto de moda y reconvertido la forma de transportar tu equipo fotográfico en largos viajes, proporcionando una comodidad insospechada hasta que no la pruebas y sometes al estrés que supone moverte de un país a otro buscando especies que fotografiar.

Uno de los viajes preparados para este año era Irlanda, allí nos esperaba una isla plagada de vida por todos sus rincones, con el objeto de poder llevar mi equipo de la forma más cómoda posible y siendo colaborador de Vanguard España, mantuve varias conversaciones con el equipo técnico de la marca para recibir el mejor asesoramiento en lo que respetaba al transporte de mi equipo de la forma más cómoda y segura posible, se presentaba un problema, en un viaje de este tipo hay que hacer dos cosas totalmente distintas, primero, pasar por los aeropuertos de manera satisfactoria, meter el material en cabina y segundo, transportar todos los objetivos y cámaras por la isla donde realizaría mi trabajo fotográfico. Una vez planteadas estas dos cuestiones, nos decantamos por esta maleta en concreto, ya que dispone de un sistema troley magnifico y también lleva sus asas para colgar en la espalda, recogidas en la parte trasera de la misma.

Una vez superado este primer problema y, quedando poco más que preparar, había que salir a la batalla, el peso en la mochila podría haber sido un problema y es el único motivo por el que podrían haberme dicho algo, pero hubo cierta suerte y nada, pasamos sin problema. Una de las cosas positivas y que ayuda bastante es el sistema de ruedas que porta la maleta, muy rápidas, vas cargado y si la llevas rodando no se nota absolutamente nada su peso, un punto a favor de ésta. Ya una vez en Irlanda, quedaba entrar y salir varios días de la isla en barco, zodiac y de distintas maneras según las mareas etc., es ahí donde te planteas lo siguiente: Cremalleras, fondos laterales, golpes y un sin fin de cuestiones que hacen que en principio dudes de que todo pueda salir bien, pues si, salió bien y de que manera, la mochila que me generaba aquellas dudas cumplía todas mis expectativas y soportó todo lo habido y por haber, sin un solo problema y, como me daba confianza, llegué a enganchar mosquetones en los distintas correas exteriores y en ellos la mochila de la comida y bebida. Toda una campeona, muy recomendable. 

A continuación os dejo una fotografía y descripción de lo que portaba la campeona.

  • Sigma 500f4 sport
  • sigma 18-35 Art
  • Sigma 1.4x
  • Canon 70-200 f2.8
  • 2 Canon 7d Mark II
  • 1 MacBook Air
  • 1 Grip
  • 6 Baterias.
  • 10 Tarjetas CF
  • 2 Protectores para lluvia.
  • 1 Kit de limpieza.
  • 1 Abrigo en exterior.
  • 1 Protector de lluvia (incorporado en la mochila)

Como ultima referencia, tengo que decir, que el acceso para sacar y meter el material de la misma es excelente, está pensado para que sea fácil y cómodo y, la posibilidad de infinitas configuraciones son las que me posibilitaron llevar todo este material y disfrutar a tope de este viaje.

Puedes dejar cualquier comentario o pregunta. Saludos

Esta entrada fue publicada en Vanguard España y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *